Les Garrigues, tierra de castillos, aceite y vino

Desde: 120,00 /persona IVA incluido

3 castillos, 2 bodegas, 1 molino de aceite y 1 fortaleza ibérica, para vivir Les Garrigues a fondo.

El paquete incluye:

  • 1 noche de alojamiento en el Castillo de la Floresta
  • Comida en el restaurante La Placeta
  • Visita guiada a la Bodega Vinya els Vilars
  • Visita guiada Fortalesa Ibérica Vilars d’Arbeca
  • Castillo de Arbeca
  • Molino de aceite del Argilés
  • Visita guiada Castillo de la Floresta
  • Seguro básico de asistencia en viaje.
Clica aquí para ver detalles de alojamiento, actividades y condiciones
Si compras esta experiencia, recibirás un cupón para poder disfrutarla cuando quieras durante seis meses. También te podemos enviar un cheque regalo a nombre de la persona que nos indiques. En los siguientes pasos puedes insertar el nombre

Para habitaciones triples y cuádruples pedir información.

  • Aquí puedes escoger el alojamiento y comprar online

 

Castillo de la Floresta

Castell de la FlorestaHabitáculo de uso turístico que se encuentra dentro del mismo castillo. Tiene una capacidad para 18 personas y dispone de un equipamiento completo. Observaciones: no se admiten animales de compañía


Viña els Vilars d’Arbeca

Vinya els Vilars d'ArbecaVisita a la bodega, con degustación de 2 vinos y 1 botella de Vilars-Roble de regalo.

En este entorno, se plantan 9 hectáreas de viñedo, de las variedades de Syrah y Merlot importadas del sudeste de Francia. La producción de vino de Viña los Vilars, amparada bajo la Denominación de Origen Costers del Segre, subzona Garrigues, está profundamente marcada por las características geológicas y climáticas de la zona, con un suelo calcáreo y un clima mediterráneo, de inviernos fríos, veranos calurosos y un promedio de precipitaciones baja.

Desde sus inicios hasta la actualidad, la filosofía de Viña los Vilars, que cuenta con una producción en torno a las 20.000 botellas anuales, es producir vinos tintos de calidad, por eso en todas fases del proceso productivo se pone especial cuidado y afecto. Se realiza la vendimia a mano, para ofrecer al consumidor un producto único y con gran personalidad.


Fortaleza Ibèrica els Vilars

Fortalesa Ibèrica els VilarsLa fortaleza de los Vilars fue habitada ininterrumpidamente durante 400 años. Sus constructores eran gente que pertenecía al grupo cultural de los campos de urnas, llamado así por la costumbre de incinerar y enterrar en vasos cerámicos las cenizas de sus muertos.

Doscientos años después, en contacto con otras culturas mediterráneas, los habitantes de la fortaleza los Vilars vivieron el proceso de iberización, convirtiéndose en el pueblo llamado por los escritores antiguos como los ilergetes.

El urbanismo interior se organizaba radialmente alrededor de una plaza presidida por una gran cisterna. Las casas se apoyaban en la muralla y abrían sus puertas a una calle empedrada paralela a esta del que salen vías radiales hacia la plaza y las puertas de acceso al recinto. Durante los siglos siguientes se anuló la poterna del oeste, se abrió una puerta protegida por torres al norte y se implantó una nueva red viaria. Las casas eran cada vez más complejas y amplias.


Castillo de Arbeca

Castell d'ArbecaEl castillo de Arbeca corona la colina en las laderas crece el municipio. Desde allí, se vislumbra un panorama sorprendente, con toda la plana de Urgell al pie y frente, las montañas del Montsec.

El Castillo – Palau, contaba con una estructura de planta cuadrada, rodeado de un gran foso, como elemento de defensa y presidido por la torre del Homenaje, en la parte de poniente, y franqueado por cuatro torres más, la de las Damas, la de los Vientos, la del Porgadors y una cuarta que desconocemos el nombre. Tenía dos galerías, construidas entre la torres de los Vientos y la de las Damas pegadas al castillo, una sobre la otra. Dentro del castillo también se encontraba la iglesia de Santiago, que da nombre al patrón de la villa y en su iglesia actual, dedicada al mismo santo.


Molino de Aceite de Argilés

Molí Oli de l'ArgilésEste molino, dedicado a la extracción del zumo de la aceituna, está documentado desde principios del siglo XIX. El buen estado de conservación en que se encuentra, a pesar de haber sido abandonado durante muchos años, permite al visitante hacerse una idea muy clara de cómo se elaboraba el aceite en aquel siglo.

El molino, situado en medio del pueblo, en la plaza de la Iglesia, pertenecía a la casa de campo de Cal Gras. Aunque ahora se puede observar un trozo de prensa de viga, característica del siglo XVIII, y dos caracolas de madera de la misma época.

Se cree que podría haber sido uno de los primeros molinos particulares de la ciudad, ya que en la época de la casa de los señores de Medinaceli no se dejó construir molinos de aceite a ningún vecino. Así el duque podía controlar la producción de aceite y evitaba que nadie dejara de pagar el diezmo que le correspondía

  • Condiciones Generales
  • Precios por persona en habitación doble o en casa completa según indicaciones.
  • Precios en temporada media. Consulte otras temporadas.
  • IVA incluído

También te recomendamos…